Vera Wang se pasa al black & white en sus vestidos de novia para 2014

El año pasado Vera Wang nos sorprendió a todos con unos maravillosos vestidos de novia en color rojo y granate, alejándose por completo -al menos en lo referente al color- de la idea que solemos tener en la cabeza sobre un vestido para una ocasión como esta.

Para la primavera de 2014 también sorprenderá, pero de un modo mucho más clásico. Vera Wang ha presentado sus nuevas propuestas en la Bridal Fashion Week de Nueva York siguiendo una de las tendencias que más estamos viendo últimamente: el binomio black & white, que podemos ver o bien en una misma prenda o bien combinando varias.

De la misma forma, los vestidos de Vera Wang se componen en algunos casos de dos piezas, separando el cuerpo de la falda. Las faldas, por cierto, son en general muy voluminosas, aunque con algunas excepciones.

En algunos vestidos la parte superior es un corsé. Impresiona sobre todo el anterior modelo, con escote palabra de honor en forma de corazón y unos preciosos bordados en negro y blanco.

Podéis comprobar en las imágenes que todos los vestidos van acompañados de guantes negros. En la siguiente imagen, vemos además, una utilización muy original del binomio b & w, utilizando una franja vertical en color negro que atraviesa todo el vestido:

Fotos Vogue

Vera Wang tiñe de rojo la primavera de 2013

En temporadas anteriores, era habitual encontrar algún que otro modelo de color o con pinceladas de rojo, dorado o negro en las colecciones nupciales. Lo que no habíamos visto tantas veces es una colección íntegra en un color distinto al blanco o marfil, pero Vera Wang se ha encargado de solucionarlo.

Su colección de primavera-verano 2013 es completamente roja… Combina diferentes gamas de este color, por lo que encontramos modelos rojo sangre y otros que tiran más hacia el burdeos. Se trata de una apuesta arriesgada pero realmente preciosa a la que auguramos mucho éxito.

Vestidos con mucho volumen y corte de princesa conforman el grueso de esta colección tan especial que nos ha conquistado en cada detalle.

las faldas llenas de ruffles de tul crean un conjunto de vestidos románticos y muy sensuales, que derrochan estilo. Fijaos en este caso también en las copas preformadas del escote palabra de honor.

Los detalles son los que marcan la diferencia en un gran vestido de diseño como éste, donde la flor de tul sobre el hombro se lleva el protagonismo. Llama la atención también la multitud de volantes desde debajo de las caderas, con un cierto parecido a los vestidos andaluces que tanto marcan las formas femeninas.

Vera Wang se pasa al negro

La famosa diseñadora neoyorquina Vera Wang ha sorprendido a todos con una colección de vestidos de novia donde el absoluto protagonista no ha sido el blanco inmaculado, sino el negro. “Para mí (el color negro) ayuda a construir un aura de misterio por la que yo estaba hambrienta. Añade sensualidad y sexualidad, además de un poco de severidad”, ha dicho Wang al respecto.

Para su colección de otoño-invierno, la diseñadora se ha movido entre el color caramelo y el mencionado negro. Cabe destacar también el uso de faldas muy voluminosas y juegos de tules que hipnotizan.

Aquí tenemos uno de los preciosos modelos en tono caramelo y nude que Vera Wang ha diseñado para este otoño.

Comenzamos a ver la transición entre luz y oscuridad con una combinación de color muy impactante.

Apreciamos como el negro va adquiriendo poder en este diseño. Impresionante el juego de tules de la falda.

Y llegamos a un vestido completamente negro. Una vuelta al luto que muchas de nuestras abuelas lucían en sus bodas, pero bastante diferente a los vestidos de entonces.

Aquí tenéis un modelo más pegado al cuerpo, con unas curiosas superposiciones.

Y por último, aquí tenéis dos modelos más de esta oscura y sensual colección.

Vestidos de Vera Wang

Vera Wang es uno de los nombres más importantes en cuanto a diseño de vestidos de novia. Para el 2012, ha ideado una colección llena de vaporosas telas y volantes, tules, corpiños y encaje. Los diseños están inspirados en la Ópera de París y Edgar Degas.

La falda lleva varias capas de tul, que dan forma y movimiento al vestido. El lazo en la cintura da el toque de color al conjunto.

Este vestido con aires románticos combina el corpiño con una falda amplia, realizada en dos partes: una en organza y otra en tul. El gran lazo remata el conjunto.

Este vestido combina el corpiño tipo corsé con una falda de tul con brocados, adornado todo con un lazo en la cintura. Un modelo muy llamativo.

Vía Web de la Novia