Un día de spa para los recién casados

La llegada del día del matrimonio, marca sin lugar a dudas un momento de gran alegría. Sin embargo, la ilusión y la esperanza con que se transita el camino hacia el mismo, suelen teñir de cansancio y estrés, luego de haberlo llevado a cabo. Los novios, como los principales protagonistas del evento, son quienes a menudo toman las riendas del mismo. Esto permite tener la fiesta de bodas soñada… pero deja secuelas a nivel cansancio.

Por ello, una buena idea para regalo de bodas, consiste en una jornada en un spa, tanto para la novia como para el novio. Existen también spas con estadías, por lo que si se complotan entre más de un amigo o familiar, se puede contratar una estadía completa (la cual oscila entre 48 hs. y una semana).

En estos sitios, las personas llegan realmente agotadas, casi sin energías, para salir de allí totalmente renovados, con ganas de seguir haciendo y disfrutando. Las innovadoras y revolucionarias técnicas anti estrés que en ellos se proponen, logran animar hasta a quien menos lo espera.

Sin lugar a dudas, regalar es ofrecer de corazón. Dar un obsequio, es dar lo mejor de uno mismo. Por ello, regalar un día de spa a los recién casados, es ofrecer más que un día de descanso. Por el contrario, es otorgar deseos de continuar en la carrera, de seguir adelante con sus proyectos, es brindarles la oportunidad de encontrarse con ellos mismos.

Escrito por | 1 de noviembre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: General y Luna de miel | Etiquetas: , , ,