¿A quién invito a la boda?

Uno de los momentos más críticos cuando preparamos nuestra boda es determinar, primero, el número de invitados que económicamente podemos asumir, y dos, determinar a quién dejamos dentro y a quién fuera.

Es importante que tanto tu pareja como tú tengáis claro quiénes son vuestros “imprescindibles”, como familia directa y grupo habitual de amigos, y a partir de ahí, ya vayáis con más cuidado para no excederos y pasaros del presupuesto que os hayáis marcado.

Foto Respuestario

Debéis tener en cuenta también que habrá unos cuantos compromisos familiares por parte de ambos. Puede que ni siquiera sean tuyos, pero siempre tendrás que invitar a amigos de tus padres, por ejemplo. También tendrás que seleccionar cuidadosamente a qué personas del trabajo invitas, para no causar ningún problema, pues como sabrás, es fácil generar piques tontos con este tipo de decisiones.

Recuerda también que siempre te será más fácil dejar fuera de la lista a personas a las que veas poco, como amigos de amigos, algún ex-compañero de trabajo o familiares algo lejanos, antes que a alguien con quien tengas trato habitual, como una vecina con quien te lleves bien, por ejemplo.

Y por supuesto, a la hora de pensar en posibles invitados, no olvides que debes preguntar si llevarán pareja, y que en el caso de que ya hayan formado familia, no debes contar con un comensal, sino también con su pareja y los hijos que tengan.

Escrito por | 25 de noviembre de 2012 | 0 comentarios
Categorias: General y Organizar una boda | Etiquetas: , ,

Organización de los invitados

Siempre nos preocupa la ubicación de nuestros comensales en el banquete de novios. Esperamos que con estos consejos os evitéis muchos dolores de cabeza.

Para organizar las mesas de los invitados existen unas pautas básicas.

En primer lugar intentar colocar el mismo número de hombres que de mujeres en cada mesa, siempre buscando que sean de la misma edad o parecida.

Segundo a los invitados ya casados y amigos intentar colocarlos en la misma mesa, procurando que ya se conozcan.

Si tenemos a un invitado que no conoce a nadie y no sabes dónde ubicarlo, lo mejor es juntarlo con tus amigos y hermanos pues estos le harán la velada más amena y le darán un trato cordial. De todas maneras es fundamental en estos casos hacer las presentaciones antes de comenzar el banquete.

Siempre procuraremos mezclar a nuestros amigos con los familiares para que se vayan conociendo y rompiendo el hielo, después a la hora del baile nos resultara más difícil. Intenta encontrar afinidades y puntos en común entre ellos.

Los niños estarán mejor juntos en mesas con un menú especial para ellos.

Los invitados de mayor edad hay que procurar situarlos cerca de la mesa de los novios.

Una norma esencial de protocolo que tenemos que respetar es la alternancia de género, no debemos sentar nunca a los hombres por un lado y las mujeres en otro.

Con estos consejos esperamos que te sea más fácil ubicar  tus invitados y recuerda que si te vez incapaz de organizarlos correctamente acudas a tus familiares, ellos te ayudaran.

Escrito por | 21 de octubre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: General y Organizar una boda | Etiquetas: , ,

Mariposas en tu boda

¿Te imaginas finalizar la ceremonia de tu boda con un montón de hermosas mariposas bailando a vuestro alrededor? Pues hay empresas que hacen esto posible.

Estos animales son un símbolo de suerte y buenos augurios y crearán un vínculo muy especial entre vosotros y todos vuestros invitados.

Una antigua leyenda india decía: ”…cuando quieras desear felicidad y convertir los deseos en realidad, susurra a una mariposa tu petición y entrégale su libertad, agradecida con tu deseo volará y la alegría y el amor te llegarán…”.

Una de las empresas dedicadas a esta bonita labor está situada en Barcelona. Se llama “Suelta de Mariposas” y ofrece dos tipos de servicio:

-Suelta masiva: soltando todas las mariposas de una caja o cofre a la vez.
-Suelta individual: cada invitado tiene una caja con una mariposa y cuando llega el momento, todos las sueltan a la vez.

Se realiza con cajas de cartoncillo o mimbre y el precio oscila entre los 450 y los 600 euros.

Vía Bodaclick