Boda en Las Vegas

Aunque suene a peli americana, hay muchas parejas que optan por casarse en Las Vegas, aunque sea por hacer algo divertido cuando viajan allí.

Vamos a explicaros en qué consisten esas bodas por si a alguno os ha picado el gusanillo de una celebración así de original.


En primer lugar, hablaremos de las capillas. Las tenéis por toda la ciudad e incluso dentro de los hoteles. La mayoría de ellas ofrecen tanto bodas tradicionales, ya sean religiosas o civiles, como bodas temáticas.

Las primeras son bastante baratas, entre 150 y 300 dólares. Ese precio incluye la capilla, el testigo, las flores, el fotógrafo y la recogida del hotel en limusina.

En el caso de querer una boda temática, y ya que estás en Las Vegas, es una opción muy viable, el precio asciende ligeramente.

Puedes pedir que te case Elvis, que la ceremonia sea en un barco o un helicóptero o un matrimonio nudista.

Una de las capillas más conocidas es Graceland Chapel, que realiza paquetes muy económicos y es el lugar de origen de las bodas con el chico vestido de Elvis Presley.

En cuanto a los detalles más técnicos, los dos contrayentes han de ser mayores de 18 años y en caso de ser menores, se requiere la presencia de uno de los tutores legales.

El precio de la licencia es de 55 dólares, a lo que hay sumar 10 para hacer válido el matrimonio en otros países y 20 por la apostilla. Es importante que sepáis que es posible casaros en español y que la boda dura media hora. En cuanto a las fechas, evitad San Valentín y Año Nuevo, que son las más concurridas.

Vía Disfruta Las Vegas

Baile de disfraces

El típicamente divertido baile de disfraces, suele ser pensado para cumpleaños y fiestas informales, pero rara vez se lo tienen en cuenta para una boda.

Si bien es cierto, que las bodas suelen ser noches muy importantes tanto para los contrayentes, como para sus invitados, y que todos desean sacar a relucir los trajes de gala, una buena alternativa puede ser tener los trajes reservados para el momento del baile.

Loa trajes pueden ser holgados, para poder superponerse con la ropa de fiesta o simplemente tratarse de formas simples, fáciles de superponer al atuendo de fiesta.

De este modo, el conocido carnaval carioca puede ser reemplazado por una fiesta de disfraces temática. La misma incluiría tanto la ambientación del lugar, como la música y los disfraces en cuestión.

Dentro de las variantes más explotadas se encuentran las siguientes temáticas:

•          Noche de terror: donde los monstruos sales a la luz, acompañados de música que genera espanto. Para esta opción se sugiere previamente planear con el servicio de tragos, ya que hay gran variedad de bebidas relacionadas.

•          Los años ochenta: música de rock metálico, pelucas de colores llamativos (verdes, rojos y fucsias),  despliegan su colorido y alegría. No deben faltar en la ornamentación las guitarras eléctricas, todo un símbolo de la época.

•          Jardín de infantes: todos los invitados se convierten en tiernos niños, con pecas, moños y trenzas. Las canciones infantiles pueden incluir algún juego de niños.

Una buena opción para festejar y reír a la vez.

Fuente: boda estilo

Escrito por | 28 de marzo de 2011 | 0 comentarios
Categorias: General y Organizar una boda | Etiquetas: , ,