Como entregar las invitaciones 2

Como norma general las invitaciones se entregan entre tres meses a un mes y medio de anticipación a las personas que viven fuera y de un mes a tres semanas a las personas que viven en la misma ciudad o ciudades cercanas, aunque así cada pareja es libre de escoger cuál es la fecha más apropiada para enviar sus invitaciones.

Se calculó que el tiempo entre la entrega de las invitaciones y la boda debe ser suficiente para que todos los invitados puedan confirmar su asistencia y poder concretar el número de comensales con el restaurante.

Muchas parejas avisan a sus invitados de la boda antes de enviar las invitaciones, de esta forma las invitaciones sirven como un recordatorio de la boda.

Las entregas se realizarán los novios en mano. Es recomendable preparar un itinerario, asegurándose del horario que tienen las personas invitadas (para no tener que volver o dejarlas en el buzón).

Las entregas de las invitaciones de los amigos de los padres o de las personas mayores las pueden hacer los padres de los novios.

A la hora de enviar las invitaciones por correo a invitados que viven lejos lo mejor es enviarlas por mensajería o por correo certificado, ya que de esta forma nos aseguraremos de que se reciben.

Como entregar las invitaciones 1

Después de muchas vueltas ha encontrado el diseño de las invitaciones que le gusta a los dos. Sin embargo tiene algunas dudas: ¿cuántas invitaciones debe encargar?, ¿cuándo las tiene que repartir?, ¿cómo entregarlas? …

Hoy en día hay tantos diseños de invitaciones como parejas que se casan, ya que el diseño de las invitaciones es único y personalizado. Una de las cosas que más quebraderos de cabeza supone a la hora de elegir las invitaciones es el número de copias que se han de encargar. El número de invitaciones dependerá del número de invitados que tenga. Además hay que pensar en las diferentes circunstancias personales de sus invitados, así por ejemplo:

Si invitáis a un matrimonio con hijos que viven todavía en casa, envía una sola invitación (una por familia)

Si invitáis a parejas que viven separadas también recibirán una única invitación con el nombre de ambos en el sobre.

Si invitáis a solteros sin pareja deben recibir una invitación.

Sin embargo, existe una fórmula matemática que puede ser de utilidad a la hora de calcular el número de invitaciones.

(Número de invitados aproximados / 2) + 20% del resultado anterior. Así por ejemplo si tiene pensado invitar a 100 personas, la fórmula se aplica de la siguiente forma: 100 / 2 = 50. Una vez aquí se calculará el 20% de 50 = 10.

Por lo tanto 50 +10 = 60 invitaciones que se han de encargar.

Es importante que no olvides incluir en el sobre de la invitación un mapa de acceso, tanto del lugar donde se celebrará la ceremonia como del lugar donde se celebrará el banquete.