Que el vestido de novia se adapte a ti y no a tu cuerpo. Parte 1

A la hora de elegir el diseño del vestido de novia, muchas situaciones se deben poner en consideración.

Seguramente, un dato importante (diría incluso, principal), es que el mismo responda a nuestro gusto personal, pero también evaluamos si este vestido se adecua a la forma de nuestro cuerpo.

Es por eso que en esta ocasión os dejo algunos secretos, para que a la hora de comprar o concebir el traje de bodas, este se halle sintonía con el cuerpo de la novia.

Primero empiezo con el color del vestido de novia: la elección clásica, es aquella que hace énfasis en las diferentes tonalidades de blanco y los marfiles, ya que el vestido de novia es símbolo de la pureza y virginidad de la novia.

También podemos encontrar variaciones en cuanto al color del vestido de bodas. Desde los clásicos toques al tono del calzado de la novia o los accesorios de boda, como detalles en negro, violeta, salmón, y tantos otros tonos llamativos. Desde ya, la elección de colores y la localización de los mismos, debe responder a un trabajo conjunto entre la novia y el diseñador.

Innegablemente, el vestido de novia debe cumplir un número bastante importante de requisitos, con la finalidad de adecuarse a las necesidades de la novia. Cumplir el sueño del vestido de bodas deseado, es un desafío compartido, pero no por ello, menor.

Escrito por | 17 de enero de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Vestidos de novia | Etiquetas:

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta