Las flores en las bodas 2

Los ramos pueden ser románticos, clásicos, sofisticados, minimalistas, barrocos, salvajes, exóticos, pero como cualquier otro complemento, siempre debe ir de acuerdo con la personalidad de la novia.

Hay variedad de estilos, colores y formas cada temporada, pero más allá de las tendencias del momento, el ramo nupcial debe seguir una línea apropiada a la novia que se viste.

Los ramos con más salida actualmente son los pequeños bouquets redondos o ligeramente elíptica con los tallos a la vista. La tendencia actual no es la de hacer ramos con grandes caídas sino más bien pequeños, con caídas asimétricas y muy elaborados. Los tallos largos han sustituido a la caída tradicional del ramo, que igualmente permiten mantener la misma proporción y dan sensación de naturalidad, un aspecto al que se da mucha importancia actualmente.

El elemento esencial del ramo de novia es la flor. La rosa ha sido siempre la flor estrella del ramo nupcial y aún lo sigue siendo. Ramos combinados con rosas de diferentes tamaños marcan la tendencia del momento, escogiendo rosas grandes para tener unos tallos más rectos y vistosos. Las calas pequeñas y grandes en diferentes versiones y colores son otro tipo de flor muy utilizada en la elaboración de los ramos. Las calas pequeñas llenan bouquets y las calas grandes se suelen utilizar por los ramos con tallo. Las Freesia, la paniculata, el anthurium verde y blanco y los renunculus son otras flores a destacar. El color es un elemento importante a tener en cuenta. Tradicionalmente, los colores champán y blancos eran los más apropiados para este tipo de composiciones florales, pero cada temporada se introducen nuevas tonalidades que dan un aire diferente a los ramos. Actualmente se están introduciendo los colores naranjas, lilosos y granates combinados con crudo. De todas formas, los colores más vivos utilizan para dar acento en el ramo y pocas veces en su totalidad.

Escrito por | 6 de junio de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Ramos de novia | Etiquetas: ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta