Las flores de la boda 2

Para las iglesias pequeñas o medianas, se puede jugar con más color y decorar el templo en su conjunto. El retablo se puede llenar de flores amarillas, ocres o crema. Para el resto, utilizar tonos salmones o flores silvestres.

Para las mesas del banquete, es habitual recurrir a los conjuntos florales de colores, depositados en cestos rústicos, o también jarrones de barro con tulipanes u otras flores. Otras variaciones son las piñas, las frutas o las espigas. De hecho, en la decoración de las mesas es donde se puede hacer volar más la imaginación y está permitido desde el diseño más minimalista o de tendencia hasta el más estrambótico (¿unos peces dentro de jarrones de cristal?). Los pétalos de flores, además de sustituir al típico arroz-que dicho sea ensucia los trajes-puede sirve también para decorar de forma aleatoria las tablas y, porqué no, el suelo, entre ellas. Además, las velas crean también un entorno agradable.

Escrito por | 11 de junio de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Ramos de novia | Etiquetas: , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta