Las flores de la boda 1

Las flores son uno de los elementos claves de la decoración nupcial, no sólo el lugar de la ceremonia del enlace y el banquete, sino también en las guarniciones de los novios y, por supuesto, del ramo de la novia. Según el tipo de flores que utilizamos, podremos conseguir diferentes ambientes

Es mejor dejarse guiar por el buen gusto de un florista. No todos los ramos-incluso el de la novia-sean del mismo proveedor, pero a menudo ocurre así.

En las bodas tienen cabida los tonos más atrevidos y las flores menos clásicas. Y las iglesias, permiten aportar más decoración que los ayuntamientos y los juzgados, que por motivos de sobriedad deben ser decorados en menor medida.

Si la ceremonia es en una catedral y un templo de grandes dimensiones, es mejor centrarse en el altar, porque si no, se gastará dinero de forma innecesaria en flores que pasarán desapercibidas. Una buena elección son los crisantemos, los anthurium blancos y verdes, la boca de dragón, la gerbera y el euphobia. Se colocarán grandes centros delante del retablo mayor. A ambos lados, columnas de flores y en la parte delantera, un elemento decorativo más. En cuanto a los tonos, mejor suaves.

Escrito por | 11 de junio de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Ramos de novia | Etiquetas: , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta