El aperitivo o cóctel de la boda

Llamemos como lo llamemos la idea siempre es la misma, no es obligatorio pero sí forma parte de la tradición, se suele ofrecer a los invitados después de la ceremonia civil o religiosa normalmente antes de pasar a la mesa.

Esta recepción suele anteceder a la comida si la boda se celebra de día, y a la cena si la boda se celebra por la noche conocida como cóctel, es un previo entre la ceremonia y la gran celebración, y la ocasión ideal para reunir a los invitados alrededor de una copa de cava y unos canapés, es aconsejable que haya en cantidad generosa y abundante, para que tanto los primeros invitados en llegar como los últimos puedan disfrutar de las mismas propuestas.

Es la ocasión ideal para entablar relaciones  sociales entre los invitados conversando y degustando relajadamente, oportunidad ideal para que los miembros de una familia conozcan a los de su nueva familia política, momento ideal para que los amigos de la novia se mezclen con los amigos del novio y rompan el hielo de cara al banquete y al baile posterior.

¿Dónde se lo realiza? Normalmente los salones especializados en celebrar bodas disponen de un sitio apropiado y dedicado exclusivamente para los aperitivos, siempre separado del salón de banquetes. Muchas veces se trata de jardines al aire libre, carpas, terrazas dependiendo del tiempo que haga.

¿Cuánto dura? Lo ideal es que no supere las dos horas, y una hora es poco para aquellos invitados que no piensan quedarse al banquete, además debemos centrar atención en estos invitados, ya que es lo mínimo que podemos hacer por ellos.

Cuando se envíe el comunicado de boda añadir una segunda, reservada sólo para aquellos invitados que solo estarán presentes en el aperitivo, donde se precise que sólo serán invitados al aperitivo detallando hora de duración del cóctel. El mensaje deberá ser muy claro.

Escrito por | 14 de noviembre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Organizar una boda | Etiquetas: , , , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta