Bodas en Polonia

Estamos acostumbrados a ver y participar en las bodas españolas. Pero, ¿no sientes curiosidad por conocer cómo son las costumbres de organización de este evento en otros países?

Vamos a ver el ejemplo en un país como Polonia.

Lo primero que se debe saber es que las bodas allí duran dos días, con una celebración después de la ceremonia y con otra el segundo día. La ceremonia religiosa se llama Slub.


Los invitados del novio junto con él mismo, acuden a casa de la futura esposa donde estarán todas las damas que la acompañarán. Una vez que ya están allí todos los invitados, la novia se meterá en la habitación junto con aquellas que deseen ayudarla a vestirse, incluida la madrina.

El novio espera en la puerta hasta que le avisen. Entonces entra con sus padres y los padrinos de los dos. Aquí es cuando empieza el rito de la bendición por el que el padre del novio y la madre de la novia les mojan con agua bendita. Después se les hará la señal de la cruz y besarán una que les presentan.

Una vez terminado, todos se dirigen a la iglesia.

Los vecinos, cuando se enteran del acontecimiento, preparan barreras para el camino con el fin de enturbiar el paso de los novios, y así, estos, con tal de que les dejen celebrar su enlace, les “sobornan” con botellas de vodka que están ya preparadas, para que así les den paso y puedan terminar felizmente su camino.

Tras la ceremonia religiosa le sigue el banquete, que no difiere en nada o en casi nada a los típicos españoles.

Pero lo que sí nos llama la atención es que los padrinos no son el padre de la novia y la madre del novio, sino que son los elegidos por los novios, pero eso sí, tienen que ser solteros.

Algo diferente, pero curioso y entrañable en cualquier caso.

Escrito por | 29 de septiembre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas: , , , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta