¿A quién invito a la boda?

Uno de los momentos más críticos cuando preparamos nuestra boda es determinar, primero, el número de invitados que económicamente podemos asumir, y dos, determinar a quién dejamos dentro y a quién fuera.

Es importante que tanto tu pareja como tú tengáis claro quiénes son vuestros “imprescindibles”, como familia directa y grupo habitual de amigos, y a partir de ahí, ya vayáis con más cuidado para no excederos y pasaros del presupuesto que os hayáis marcado.

Foto Respuestario

Debéis tener en cuenta también que habrá unos cuantos compromisos familiares por parte de ambos. Puede que ni siquiera sean tuyos, pero siempre tendrás que invitar a amigos de tus padres, por ejemplo. También tendrás que seleccionar cuidadosamente a qué personas del trabajo invitas, para no causar ningún problema, pues como sabrás, es fácil generar piques tontos con este tipo de decisiones.

Recuerda también que siempre te será más fácil dejar fuera de la lista a personas a las que veas poco, como amigos de amigos, algún ex-compañero de trabajo o familiares algo lejanos, antes que a alguien con quien tengas trato habitual, como una vecina con quien te lleves bien, por ejemplo.

Y por supuesto, a la hora de pensar en posibles invitados, no olvides que debes preguntar si llevarán pareja, y que en el caso de que ya hayan formado familia, no debes contar con un comensal, sino también con su pareja y los hijos que tengan.

Escrito por | 25 de noviembre de 2012 | 0 comentarios
Categorias: General y Organizar una boda | Etiquetas: , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta